sábado, 27 de noviembre de 2010

El Baile de la Vida


Así es, ¿cuántas veces has tenido esos altibajos? subes y bajas, avanzas y retrocedes. Casi parece que es inevitable.

Es parte de la Vida, se le conoce como la Ley del Ritmo, estamos sujetos a cambio, a ciclos.

Esto no significa que no podamos avanzar nunca, el secreto de la automaestría reside en la capacidad para elevarse por encima de ello y permanecer inamovible, inalterado, así como la flor de Loto que permanece siempre por encima de las aguas pantanosas.

En todo proyecto de vida te vas a encontrar con obstáculos, y lo más probable es que te desanimes un poco de vez en cuando, esto en sí ya es una alteración de tu estado de ánimo un sube y baja de actitud. ¿Te ha pasado que a veces te desanimas en un proyecto que aún no da sus frutos, pero al día siguiente como que quieres volver a intentarlo y te entusiasmas de nuevo con el proyecto? a mí si, de hecho me sucede muy a menudo. Pero lo que me alienta a seguir es que esto es un paso importante en la automaestría aprender a polarizar tu actitud y tus pensamientos, para que siempre, no importan las circunstancias, puedas seguir avanzando hacia adelante.

Es muy importante mantener siempre una actitud abierta y positiva, esto te permitirá encontrar soluciones y tener una perspectiva más clara de la salida.

Tómalo con calma, reconoce este pequeño contratiempo como algo que hace parte del camino, camina hacia adelante, no importa cuantas veces caigas. Como solían llamarse aquellas clásicas películas de artes marciales de los 80′s “Retroceder nunca, rendirse jamás.”

Solo es cuestión de conocer las reglas del juego, diviértete un poco y danza con El Baile de la Vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario