viernes, 29 de julio de 2011

NO ESTÁS DEPRIMIDO, ESTÁS DISTRAIDO

por Facundo Cabral

No estás deprimido, estás distraído, distraído de la vida que te puebla.
Distraído de la vida que te rodea: Delfines, bosques, mares, montañas, ríos.
No caigas en lo que cayó tu hermano, que sufre por un ser humano cuando en el mundo hay 5,600 millones.

Además, no es tan malo vivir solo. Yo la paso bien, decidiendo a cada instante lo que quiero hacer, y gracias a la soledad me conozco; algo fundamental para vivir.

No caigas en lo que cayó tu padre, que se siente viejo porque tiene 70 años, olvidando que Moisés dirigía el éxodo a los 80 y Rubistein interpretaba como nadie a Chopin a los 90. Sólo citar dos casos conocidos.

No estás deprimido, estás distraído, por eso crees que perdiste algo, lo que es imposible, porque todo te fue dado. No hiciste ni un sólo pelo de tu cabeza por lo tanto no puedes ser dueño de nada.

Además la vida no te quita cosas, te libera de cosas. Te aliviana para que vueles más alto, para que alcances la plenitud. De la cuna a la tumba es una escuela, por eso lo que llamas problemas son lecciones. No perdiste a nadie, el que murió simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón. ¿Quién podría decir que Jesús está muerto? No hay muerte: hay mudanza. Y del otro lado te espera gente maravillosa: Gandhi, Michelangelo, Whitman, San Agustín, la Madre Teresa, tu abuela y mi madre, que creía que la pobreza está más cerca del amor, porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas, y nos aleja por que nos hace desconfiados.

Haz sólo lo que amas y serás feliz, y el que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será, y llegará naturalmente. No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor. Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible. Y sin esfuerzo porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban 3 ó 4 meses de vida. Dios te puso un ser humano a cargo, y eres tú mismo. A ti debes hacerte libre y feliz, después podrás compartir la vida verdadera con los demás. Recuerda a Jesús: "Amarás al prójimo como a ti mismo".

Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios; y decide ahora mismo ser feliz porque la felicidad es una adquisición.

Además, la felicidad no es un derecho sino un deber porque si no eres feliz, estás amargando a todo el barrio. Un sólo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir, mando matar seis millones de hermanos judíos. Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileros, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman, Mäiller, Mozart, Chopin, Beethoven, Caraballo, Rembrandt, Velásquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas.

Y si tienes cáncer o SIDA, pueden pasar dos cosas y las dos son buenas; si te gana, te libera del cuerpo que es tan molesto: tengo hambre, tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas ... y si le ganas, serás más humilde, más agradecido, por lo tanto, fácilmente feliz. Libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad, y la vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente como debe ser.

No estás deprimido, estás desocupado. Ayuda al niño que te necesita, ese niño será socio de tu hijo. Ayuda a los viejos, y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas. Además el servicio es una felicidad segura, como gozar a la naturaleza y cuidarla para el que vendrá. Da sin medida y te darán sin medidas.

Ama hasta convertirte en lo amado, más aún hasta convertirte en el mismísimo amor. Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas, el bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso, una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que le destruyan hay millones de caricias, que alimentan la vida.

Pocas cosas tan bellas he recibido como estas palabras, que me parecen salidas no sólo de una alma buena, pero sobre todo muy humana. Ojalá y lo disfrutes tanto como yo y ojalá y todos los practiquemos. ¡A vivir se ha dicho! Y ¡Menos quejas! ¿No crees?.

jueves, 28 de julio de 2011

Vive la sabiduria del Tao


Los cinco colores ciegan el ojo.
Los cinco tonos ensordecen el oído.
Los cinco sabores embotan el gusto.
La persecución y la caza enloquecen la mente del hombre.
Malgastar energía en obtener objetos raros
impide el crecimiento de uno mismo.
El maestro observa el mundo
pero confía en su visión interior.
Deja que las cosas vayan y vengan.
Acoge lo que está dentro y excluye lo que está fuera.

DYER

martes, 26 de julio de 2011

ABRIENDO PUERTAS SIN MIEDO

En una tierra en guerra, había un rey que causaba espanto a sus enemigos ya que a sus prisioneros, no los mataba, si no que los llevaba a una sala donde había un grupo de arqueros de un lado, y una inmensa puerta de hierro del otro, sobre la cual se veían grabadas figuras de calaveras cubiertas de sangre.

En esa sala, les hacía formar un círculo y les decía:
-Ustedes pueden elegir entre morir a flechazos por mis arqueros o pasar por aquella puerta. Detrás de esa puerta, YO LOS ESTARE ESPERANDO.

Todos elegían ser muertos por los arqueros.
Al terminar la guerra, un soldado que por mucho tiempo había servido al rey, se dirigió al soberano y le dijo:
-Señor, ¿puedo hacerle una pregunta?
-Dime, soldado.
-Señor, ¿qué hay detrás de esa puerta?
El rey contestó:
-Ve, y mira tú mismo.
El soldado abrió temerosamente la puerta, y a medida que lo hacía, rayos de sol entraron y la luz invadió el ambiente. Finalmente, sorprendido, descubrió que la puerta se abría sobre un camino que conducía. ¡a la LIBERTAD! El soldado, embelesado, miró a su Rey, quien le dijo:
-Yo les daba la oportunidad de hacer una ELECCION, ¡pero por temor preferían morir a arriesgarse a abrir esta puerta!

¿Cuántas puertas dejamos de abrir por miedo a arriesgar?
¿Cuántas veces perdemos la libertad y morimos por dentro, sólo por sentir miedo de abrir la puerta de nuestros sueños?

viernes, 22 de julio de 2011

TRIBUTO Y HOMENAJE A FACUNDO CABRAL


– El legado de un gran hombre que no murió, simplemente se nos adelantó
Hace apenas unos dias, el sábado 9 de Julio de 2011, en la ciudad de Guatemala, a las 05:20 am, un maravilloso ser humano, un amigo, un vagabundo profesional, un sabio, un místico, un poeta, un amante de la libertad, un profeta llamado Facundo Cabral nos ha dejado por un tiempo.

Para quienes tuvimos la dicha de conocerlo y crecer con él, Facundo Cabral no murió. En sus propias palabras diríamos: “No perdiste a nadie, el que murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón. No hay muerte, hay mudanza.”

Los detalles de su muerte no son importantes aquí, ya que si nos concentramos en esos pobres sicarios asesinos, perderíamos el foco de lo trascendente: recordar a Facundo Cabral a través de su testimonio de vida.

“Que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas. El bien es mayoría, pero no se nota porque es silencioso. Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye, hay millones de caricias que alimentan a la vida.”

Por Facundo siempre sentí un enorme respeto y una gran admiración; escucharlo era y es una pasión. Cuando oí de él por primera vez, recién se había exiliado en México, a mediados de los años 70. Yo era un adolescente, él tenía cuarenta.

Todos tenemos un momento en la vida donde nacemos, fuera del momento biológico en que salimos del útero de nuestra madre. Puedo decir que en aquellos días nací; por él re-conocí a Jesús, comencé a aprender de Krishnamurti, de la Madre Teresa, de Ghandi, los poemas de Walt Withman, Kahlil Gibran…

Facundo siempre fue coherente entre lo que cantaba, sentía, decía y vivía. Nos hablaba de una realidad diferente a la que el hombre moderno está viviendo, nos mostraba un nuevo estado de conciencia universal, con una armonía perfecta en la relación hombre-cosmos. Su única religión fue el Amor, la más perfecta porque lo abarca todo.

Facundo Cabral nos mostró lo enfermizo que es pensar una cosa y hacer otra, lo cual nos produce conflictos constantes. Él fue coherente con la coherencia, alcanzó una percepción universal y dio por tierra con la dualidad de felicidad y tristeza, de éxito y fracaso, para alcanzar así los más altos estados de conciencia.

“Para tener una visión equilibrada del universo, debemos escuchar todas las voces y a nuestra intuición, donde todos somos sabios. Sabiduría es comprender, y justicia es armonizar diferencias.”

“No estás deprimido, estás distraído, distraído de la vida que puebla. Distraído de la vida que te rodea.”

Facundo se autodefinía como un vagabundo de primera clase, violentamente pacifista, terriblemente solo y maravillosamente libre.

■Lo caracterizaba su manera de hablar, como si la locura y la poesía vivieran en una misma frase.
■Tenía la mirada perdida, o más bien encontrada, como los profetas.
■Reía como los sabios y se hacía preguntas en voz alta.
■Era incómodo por naturaleza y andariego por convicción.
■Era sencillo, por la imperiosa y estricta necesidad de ser verdadero.
■Su irreverencia y su honestidad no tenían día libre.
■Reflexionaba, cantaba, protestaba, cuestionaba, acusaba, defendía, amaba y predicaba sin descanso.
■Se le notaban la influencia de Jesucristo y Ghandi, sus conversaciones y amistad con Jorge Luis Borges, Krishnamurti y santas como la Madre Teresa de Calcuta.
■Evidenciaba su sobredosis de poetas y filósofos, sus encuentros con presidentes y jefes de estado, con multitudes y personajes anónimos del camino.
Facundo había nacido en 1937. Era argentino, porque la tierra cambia de nombre cada tanto, pero era universal, porque cambiaba de destino a cada minuto. Recorrió más de 165 países.

No tuvo una vida fácil. Su padre lo abandonó un día antes de nacer. Facundo se fue de su hogar a los 9 años y vivió gran parte de su infancia en la calle y en reformatorios.

Luego cae preso a los 14 años por su carácter violento. En la cárcel, un sacerdote jesuita de nombre Simón fue quien le enseñó a leer y escribir, lo puso en contacto con la literatura universal y lo impulsó a realizar sus estudios de educación primaria y secundaria.

De adulto, en 1978, perdió a su esposa y su pequeña hija, quienes fallecen en un accidente de aviación.

En los últimos años, aprendió a convivir con el cáncer (al que llamaba “su inquilino”) y la pérdida gradual de la vista.

En fin… para quienes lo conocimos y para aquellos que no tuvieron la dicha, aquí dejo algunas frases recopiladas de Facundo, y más de 3 horas de videos repletos de enseñanzas y anécdotas (sin desperdicio), que pueden ver online o bien descargar en alta calidad, para tener de recuerdo.

Quisiera cerrar este homenaje con las palabras que él mismo pronunciara en su última función:

“Si esta es la última vez que subo al escenario, pinten el cajón de rojo y celebren, porque mi vida fue una fiesta”.

Hasta pronto maestro…

jueves, 21 de julio de 2011

Vive la sabiduria del Tao



Treinta rayos convergen en el centro de una rueda.
Del agujero de este centro depende la utilidad del carro.
Cuando haces una vasija de barro,
es su interior lo que la hace útil.
Haz buenas puertas y ventanas,
pero la habitación es útil porque esta vacía.
La utilidad de lo que es
depende de lo que no es.

DYER

sábado, 16 de julio de 2011

Plenilunio


La luna llena y su influencia en nuestro planeta
La Luna tiene magnetismo. Así como controla las mareas de todos los océanos, este magnetismo también es sentido por los seres vivos porque en sus cuerpos tienen agua.
Además del poder magnético, durante el Plenilunio, la Luna tiene más energía porque colocada en oposición al Sol con respecto a la Tierra, permite que pase la energía solar, es un canal.
Este magnetismo, puede ser reconocido o no, depende de las especies. Hay animales que regulan sus migraciones y sus crecimientos por el ciclo lunar. También esto se ve en el reino vegetal, donde la siembra, cosecha y cultivo, si se rigen por el ciclo tienen mejores resultados.
El período de Luna Llena coincide con un aumento de la ansiedad, la tensión, y la sensibilidad en los seres.
Del mismo modo que influye magnéticamente sobre las aguas, afecta las emociones del hombre.
En el período del Plenilunio hay mayor sensibilidad. Para una personalidad inestable, el Plenilunio puede generar dificultades, en cambio para una personalidad estable es muy enriquecedor, porque se puede potenciar lo positivo.
El Plenilunio abarca cinco días. Los dos primeros días anteriores a la Luna Llena sirven para concentrarse, para prestarle mucha atención a esa voz interna que tenemos.
El día de Luna Llena, se hace una meditación y los dos últimos días son para la distribución de la energía en donde más se necesite.
Se pueden hacer dos tareas diferentes en el período de Plenilunio: uno sería servicio espiritual y el otro de transformación personal.
El servicio espiritual sería para facilitar el crecimiento de toda vida sobre la Tierra y el personal es para reflexionar sobre todo aquello que uno quisiera cambiar para mejorar y crecer.

Si lo desean, pueden hacer alguna meditación para nuestro planeta. Aquí les sugerimos una:
Nos aquietamos cerrando los ojos, y respiramos profundo tres veces. Imaginamos que una gran Luz blanca entra por nuestra cabeza, llega al corazón, allí se expande llenándonos de Luz por dentro y por fuera. Luego imaginamos que esta misma Luz sale por la palma de nuestras manos.
Ahora vamos a ver al planeta delante nuestro girando muy lentamente y mientras lo hace nosotros ponemos nuestras manos cerca de él haciéndole llegar la Luz que sale de nosotros. Lo vemos llenárse de Luz, empezando por nuestra casa, luego nuestro país, todos los países, cada continente; cada planta, cada árbol, cada flor; los animales, los mares, la tierra, el aire y cada persona que habita en nuestro Planeta.
Todo, absolutamente todo, queda cubierto con esta Luz que le dará la alegría, el equilibrio y la armonía que tan bien le hace.

sábado, 9 de julio de 2011

Viajar en tiempo de crisis



Alojamiento barato en Sevilla – Convento de Santa Rosalía
Hoy vamos a dedicar este post a las monjas capuchinas del Convento de Santa Rosalía.

Estas monjas están pasando por un mal momento económico y por ello ofrecen una oferta de alojamiento en el centro de Sevilla que no tiene desperdicio.

Podrás alojarte en el Convento de Santa Rosalía, junto a la Plaza de la Gavidia en la calle Cardenal Espínola, justo en frente de la tienda de instrumentos Sevilla Musical. Esto está en pleno centro histórico de Sevilla, es decir, que para la gente que venga de visita un fin de semana está genial.

El alojamiento será en la Hospedería que regentan las monjas y el precio es una ridiculez: 25€ la noche. Las habitaciones son austeras y sencillas pero tienen de todo lo que necesites, teniendo en cuenta que si vas a Sevilla el fin de semana no vas a estar metido en el hotel. Además, si de algo puedes estar seguro, es de que no vas a tener ruidos molestos ni muchísimo menos, en la hospedería se respira paz y tranquilidad.

La Hospedería cuenta con cuatro habitaciones dobles y cinco individuales, y cada habitación tiene mesilla de noche, una cama, ropero y sillas o sillones para sentarse. Cada una de ellas tiene también cuarto de baño independiente y completo.

También hay zonas comunes como el salón, la azotea y el patio, y cuenta con una zona de planchado en la planta alta. Por supuesto también podrás utilizar la cocina, situada en la planta baja, que está equipada con frigorífico, microondas y vajilla completa. Podrás cocinar ahí y que la estancia en Sevilla salga aún más barata.

Con esta ayuda económica se pretende echar una mano a las monjitas en el mantenimiento del convento y para cubrir los gastos de la propia hospedería. Estas monjas capuchinas, que fundaron el convento en el año 1701 sobreviven con 2000 euros al mes… puede parecer mucho, ¡Pero es que son 14! Imagina vivir una familia de 14 con 2000 euros al mes, teniendo en cuenta que se tienen que ocupar de un convento enorme que en 1987 fue declarado monumento histórico.

Si te interesa o conoces a alguien que pudiera interesarle, el teléfono para reservar la habitación es 954383209. Puedes llamar de lunes a viernes de 09:30 a 12:00 horas y de 17:00 a 18:00 horas. Los domingos no se atiende y los sábados el horario es de 9 a 12.

Si no os lo cogen en el teléfono fijo (Las monjitas siempre están muy ocupadas) podéis probar en este móvil 682313072

Así que ya sabéis, pasadlo por ahí y si a alguien le interesa, ¡pues ya habéis hecho una buena obra!

viernes, 8 de julio de 2011

“el capote de San Fermín”


La expresión “el capote de San Fermín” es una expresión popular local que hace referencia a la protección del Santo para los corredores del encierro, y gracias a la cual la peligrosa carrera por las calles de Pamplona se salda con menos disgustos de los que a priori se podría pensar. En su versión todavía más castiza, se habla también del “capotico de San Fermín”.

Como con la expresión “echar un capote”, que significa “sacar de un apuro” y que hace referencia a la labor de los subalternos en la plaza de toros o para apoyar al torero con sus capotes, el capote rojo bordado en oro que cubre la efigie del santo haría esa labor de apoyo a quienes se encuentran en aprietos ante el toro.

jueves, 7 de julio de 2011

Vive la sabiduria del Tao

Teniendo cuerpo y alma
y prefiriendo lo primero,
¿puedes evitar la separación?
¿Puedes hacer que tu cuerpo sea tan flexible
como el de un recién nacido?
En el abrir y cerrar de la puerta de cielo,
¿puedes desempeñar el papel femenino?
¿Puedes amar a tu pueblo
y gobernar tus dominios
sin darte importancia?
Engendrar y alimentar;
tener, pero no poseer;
trabajar, sin exigir reconocimiento;
dirigir sin controlar ni dominar.
El que participa de este poder
trae el Tao a este mundo.
Esta es la virtud primordial.

DYER

miércoles, 6 de julio de 2011

"El Buscador" - Jorge Bucay

Esta es la historia de un hombre al que yo definiría como un buscador…
Un buscador es alguien que busca; no necesariamente alguien que encuentra.
Tampoco es alguien que, necesariamente, sabe qué es lo que está buscando. Es simplemente alguien para quien su vida es una búsqueda.
Un día, el buscador sintió que debía ir hacia la ciudad de Kammir. Había aprendido a hacer caso riguroso de estas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo. Así que lo dejó todo y partió.
Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos, divisó, a lo lejos, Kammir, Un poco antes de llegar al pueblo, le llamó mucho la atención una colina a la derecha del sendero. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores encantadores. La rodeaba por completo una especie de pequeña valla de madera lustrada.
Una portezuela de bronce lo invitaba a entrar.
De pronto, sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en aquél lugar.
El buscador traspasó el portal y empezó a caminar lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar, entre los árboles.
Dejó que sus ojos se posaran como mariposas en cada detalle de aquel paraíso multicolor.
Sus ojos eran los de un buscador, y quizá por eso descubrió aquella inscripción sobre una de las piedras:

Abdul Tareg, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días

Se sobrecogió un poco al darse cuenta de que aquella piedra no era simplemente una piedra: era una lápida.
Sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en aquel lugar.
Mirando a su alrededor, el hombre se dio cuenta de que la piedra de al lado también tenía una inscripción. Se acercó a leerla. Decía:

Yamir Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas

El buscador se sintió terriblemente conmocionado.
Aquel hermoso lugar era un cementerio, y cada piedra era una tumba.
Una por una, empezó a leer las lápidas.
Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto.
Pero lo que lo conectó con el espanto fue comprobar que el que más tiempo había vivido sobrepasaba apenas los once años…
Embargado por un dolor terrible, se sentó y se puso a llorar.

El cuidador del cementerio pasaba por allí y se acercó.
Lo miró llorar durante un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar.
-No, por ningún familiar —dijo el buscador—. ¿Qué pasa en este pueblo? ¿Qué cosa tan terrible hay en esta ciudad? ¿Por qué hay tantos niños muertos enterrados en este lugar? ¿Cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente, que les ha obligado a construir un cementerio de niños?
El anciano sonrió y dijo:
- Puede usted serenarse. No hay tal maldición. Lo que pasa es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré…:

“Cuando un joven cumple quince años, sus padres le regalan una libreta como esta que tengo aquí, para que se la cuelgue al cuello. Es tradición entre nosotros que, a partir de ese momento, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abre la libreta y anota en ella:

A la izquierda, qué fue lo disfrutado.
A la derecha, cuánto tiempo duró el gozo.

Conoció a su novia y se enamoró de ella. ¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla? ¿Una semana? ¿Dos? ¿Tres semanas y media…?
Y después, la emoción del primer beso, el placer maravilloso del primer beso…¿Cuánto duró? ¿El minuto y medio del beso? ¿Dos días? ¿Una semana?
¿Y el embarazo y el nacimiento del primer hijo…?
¿Y la boda de los amigos?
¿Y el viaje más deseado?
¿Y el encuentro con el hermano que vuelve de un país lejano?
¿ Cuánto tiempo duró el disfrutar de estas situaciones?
¿Horas? ¿Días?

Así, vamos anotando en la libreta cada momento que disfrutamos… Cada momento.

Cuando alguien se muere, es nuestra costumbre abrir su libreta y sumar el tiempo de lo disfrutado para escribirlo sobre su tumba. Porque ese es para nosotros el único y verdadero tiempo vivido”.

martes, 5 de julio de 2011

Da Gracias...a Dios

Da gracias, por la vida misma
Aunque la tuya no sea la más perfecta,
Dios te la dio y el tenerla es ya un milagro
Aprende a valorarla para hacerla llevadera.
No hagas de ella algo vano y vacío.


Da gracias por el aire que respiras
Es tan natural y vital y ni cuenta te das
de que sin él con seguridad no vivirías.
Por cada respiro que des recuerda y ten presente
Que Dios lo creó pensando en ti.

Da gracias por la luz del sol
Es la que te permite veamos el día en esplendor.
La que da vida a la hermosura de la creación
Y da calor a los seres vivos de la tierra.

Da gracias por la noche,
Dios la hizo para darnos descanso.
Para que la tierra repose del afán del día,
Y es cuando realmente puedes relajarte y meditar.
Para poder reponer fuerzas para seguir adelante.

Da gracias por el agua que cae del cielo,
Dios la envía para hacer de nuestro suelo
uno fértil y productivo
Y es la misma agua que al estar sedientos
Calma nuestra sed.

Da gracias por las pruebas que llegan a ti
No te lamentes cuando estas llegan,
Mas bien tómalas de un modo positivo
Las pruebas purifican tu espíritu
Y te hacen más fuerte para enfrentarte a la vida.

Da gracias por todo lo que eres,
No te quejes de que no siempre es como quieres
Dios permite todo lo que llega a tu vida,
Pero lo permite porque tiene su razón de ser.
Nada pasa solo porque sí
Al final verás y entenderás la razón.

Da gracias a Dios por todo,
Por las cosas grandes y aún por pequeñeces
El muy agradecido nos recompensará.
Da siempre gracias...
Sentirás alivio y paz si las das de corazón.

lunes, 4 de julio de 2011

La Esperanza

La esperanza no es fingir que no existen los problemas, es realmente la forma más exacta de encontrar las soluciones, que nos brinda la vida cotidiana.

Es la confianza de saber que estos no son eternos, que las heridas curarán, y las dificultades se superarán. Es tener fe, es una fuente de fortaleza y renovación absoluto de nuestro interior, la que nos guiará desde la oscuridad hacia la luz.

Cuando el amor profundo de tú vida no te quiere, cuando la llamada que esperas nunca llega, cuando no consigues el trabajo que deseas, cuando no recibes la invitación que esperabas..... el mensaje no es que no te lo mereces..... el mensaje no es que no eres importante..... el mensaje es que tú mereces algo mejor. Cada vez que sientas decepción por no recibir lo que deseas ó esperas, no lo veas como rechazo ó mala suerte.... simplemente piensa que es una tremenda oportunidad a algo mucho mejor de lo que esperabas obtener de la vida.

La vida está hecha de millones de momentos, vividos de mil maneras distintas ó diferentes. Algunos, buscamos amor, paz, armonía, comprensión, ternura. Otros sobrevivimos día a día, semana a semana, mes a mes, y de año a año. Pero no hay momentos más plenos que aquel en el cual descubrimos con alegría, que la vida , con sus constantes alegrías, y sus penas, debe ser vivida a plenitud día a día.

Aunque vivamos en una mansión de cuarenta cuartos, rodeados de riquezas y siervos los cuales nos sirven a plenitud ó en una choza humilde, ó luchemos de mes en mes para pagar el alquiler, tenemos el poder absoluto de estar totalmente satisfechos, y vivir una vida con verdadero significado.

Día a día, semana a semana, mes a mes, año a año, tenemos ese poder absoluto, gozando cada momento que nos ofrece la vida, y regocijándonos de cada sueño. Porque, cada día es nuevo y flamante, y podemos empezar de nuevo y realizar todos nuestros más anhelados sueños, en un mundo futurista.

¡CADA DÍA ES NUEVO, Y SI LO VIVIMOS PLENAMENTE, PODREMOS REALMENTE GOZAR DE LA VIDA Y VIVIRLA A PLENITUD, Y REALIZAR NUESTROS MÁS ANHELADOS SUEÑOS FUTUROS!

domingo, 3 de julio de 2011

"La parábola del sembrador "




“Juntándose una gran multitud, y los que de cada ciudad venían a él,
les dijo por parábola: el sembrador salió a sembrar su semilla;
y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue
hollada, y las aves del cielo la comieron. Otra parte cayó
sobre la piedra; y nacida, se secó, porque no tenía
humedad. Otra parte cayó entre espinos, y los espinos
que nacieron juntamente con ella, la ahogaron.
Y otra parte cayó en buena tierra, y nació y llevó fruto
a ciento por uno. Hablando estas cosas,
decía a gran voz: El que tiene oídos para oír, oiga.”
Lucas 8:4-8.


La parábola del sembrador tiene una fuerza especial. Resulta muy sugerente por la gran cantidad de imágenes que incluye, por tratar temas que nunca pasarán de moda, por su tremenda actualidad: Viene la palabra a ti, y tú ¿qué haces con ella?
Hoy nos encantan las tipologías, las clasificaciones, las ordenaciones de tipos de cosas, de tipos de personas… La parábola del sembrador nos plantea cuatro actitudes, nos las pone delante para que nos reflejemos en ellas como en un espejo y nos descubramos en una, o varias, de ellas.
Pero antes de las diferencias, es importante ver los elementos comunes. El sembrador siembra por igual; Jesús ofrece su palabra a todos, sin excepción, sin discriminación; todos, además, la escuchan, así que nadie tiene excusa, nadie puede hacerse el despistado. La palabra de Dios ha llegado a los oídos de todos, ahora la pelota está en su tejado. ¿Qué harán? Esa es la cuestión:
Unos escuchan y no entienden; en el fondo no les interesa. Si algo nos importa de verdad, ya buscamos la manera de comprenderlo, de hacerlo nuestro, de que alguien nos ayude.
Otros escuchan y hasta aceptan con alegría, pero mientras todo funcione bien; en cuanto llegan las dificultades… si te he visto no me acuerdo. Y es que hay dos tipos de alegría, una es superficial, pasajera, efímera, la otra es auténtica, la que brota de las convicciones profundas, de las decisiones tomadas con firmeza. Seguir a Jesús no es un camino fácil, él nunca nos ha engañado con publicidad falsa. Las cartas están boca arriba sobre la mesa: la resurrección pasa por la cruz.
Una tercera actitud es la de quien mide las cosas por interés. En un plato de la balanza pone a Jesús y su mensaje, en el otro las riquezas, el poder, la comodidad… Según qué balanza usemos, se inclinará hacia un lado o el otro. No es fácil descubrir que seguir a Jesús lleva a una felicidad más honda y mejor.
En cuarto lugar está la tierra buena. Todos han escuchado la Palabra, pero solo algunos deciden complicarse la vida para entenderla y vivirla. No es que sean superiores a los demás, quizá solo han tenido un oído más despierto. Estos producen fruto, es decir, se mojan, transforman la sociedad, enriquecen la vida de los que les rodean.
Posiblemente, todos tengamos un poco de cada grupo. La parábola se nos pone delante para que nos revisemos y tomemos nuestra opción.
La Palabra viene a ti, ¿qué haces con ella?

sábado, 2 de julio de 2011

Ablación cardíaca

Procedimientos de ablación cardíaca


Definición
Extirpar por corte quiere decir "destruir". La ablación cardíaca es un procedimiento que se usa para destruir áreas en el corazón que le pueden estar causando sus problemas del ritmo cardíaco. Durante el procedimiento, se colocan pequeños alambres llamados electrodos dentro del corazón para medir la actividad eléctrica de éste. Estos electrodos también se emplean para destruir áreas malas del corazón.
Nombres alternativos Ablación con catéter; Ablación con catéter por radiofrecuencia


Descripción
Los procedimientos de ablación cardíaca se realizan en un laboratorio del hospital por parte de personal especialmente entrenado, lo cual abarca cardiólogos (médicos expertos en el corazón) especializados en electrofisiología, técnicos y enfermeras. El marco es seguro y controlado para hacer que el riesgo para usted sea lo más bajo posible.
Se le dará un sedante suave antes del procedimiento para ayudarlo a relajarse. Luego, se le limpiará bien la piel del cuello, el brazo o la ingle y se insensibilizará con un anestésico. También se le puede administrar un medicamento para ayudarlo a relajarse. Luego, un cirujano hará un corte pequeño en uno de los vasos sanguíneos en esta área, a través del cual se introduce un catéter (una sonda pequeña y flexible). El médico utiliza imágenes de rayos X en vivo para guiar cuidadosamente el catéter hasta el corazón.
Una vez que el catéter está en su lugar, el médico hace pasar varias sondas flexibles que contienen los electrodos a través de éste. Éstos se colocan en diferentes vasos sanguíneos pequeños en el corazón y están conectados a monitores que indican qué área en el músculo cardíaco está causando problemas con su ritmo cardíaco.
Una de las vías del catéter envía energía eléctrica al área del problema para crear una cicatriz. La cicatrización hace que el problema del ritmo cardíaco se detenga.
La ablación con catéter es un procedimiento largo que puede durar 4 o más horas y durante el cual se vigilará al corazón muy de cerca. Una enfermera o un médico pueden preguntarle si está presentando síntomas en diferentes momentos durante el procedimiento.
Los síntomas que usted puede sentir son:
Un breve ardor cuando se inyecta cualquier medicamento
Un latido cardíaco más rápido o más fuerte
Mareo
Un ardor cuando se utiliza energía eléctrica
Por qué se realiza el procedimiento
La ablación cardíaca se utiliza para tratar ciertos problemas del ritmo cardíaco que los medicamentos no están controlando. Estos problemas pueden ser peligrosos para usted si no se tratan. Algunos de ellos son:
Taquicardia por reentrada nodal auriculoventricular (AVNRT, por sus siglas en inglés)
Vía accesoria
Fibriloaleteo auricular
Taquicardia ventricular
Riesgos
La ablación con catéter generalmente es segura.
Hable con su médico acerca de estas raras complicaciones:
Líquido alrededor del corazón (taponamiento cardíaco)
Daño a las válvulas cardíacas
Fístula auriculo-esofágica (una conexión que se forma entre el esófago y parte del corazón)
Daño a los nervios vago y frénico
Coágulo de sangre que va a las arterias en la pierna, el corazón o el cerebro
Daño a las arterias coronarias (vasos sanguíneos que llevan sangre al corazón)
Ataque cardíaco
Sangrado o represamiento de la sangre donde se inserta el catéter
Daño a la arteria donde se inserta el catéter
Antes del procedimiento
Coméntele siempre al médico o a la enfermera qué fármacos está tomando, incluso drogas o hierbas que haya comprado sin una receta.
Durante los días antes de la cirugía:
Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
Coméntele al médico si está tomando ácido acetilsalicílico (aspirin), clopidogrel (Plavix) o warfarina (Coumadin).
Si fuma, trate de dejar el hábito. Pídale ayuda a su médico.
Coméntele al médico si tiene un resfriado, gripe, fiebre, brote de herpes u otra enfermedad.
En el día de la cirugía:
Normalmente se le solicitará no beber ni comer nada después de la medianoche la noche antes del procedimiento.
Tómese los fármacos que su médico le recomendó con un pequeño sorbo de agua.
El médico o la enfermera le dirán a qué hora debe llegar al hospital.
Después del procedimiento
Se hace presión para reducir el sangrado sobre el área donde se insertaron los catéteres en su cuerpo. Usted deberá permanecer en la cama durante por lo menos 1 hora y quizá hasta 5 ó 6. Durante este tiempo, se le vigilará su ritmo cardíaco.
El médico decidirá si usted puede irse a casa el mismo día o si necesita quedarse en el hospital de un día para otro para seguirle monitoreando el corazón.
Durante 2 ó 3 días después del procedimiento, usted puede tener estos síntomas:
Sentirse cansado.
Sentir dolor en el pecho.
Notar latidos cardíacos saltones o momentos en los que los latidos cardíacos son muy rápidos o irregulares.
El médico puede conservarle sus medicamentos o darle unos nuevos que le ayuden a controlar el ritmo cardíaco.
Usted necesitará a alguien que lo lleve a casa después del procedimiento.
Pronóstico
Las tasas de éxito son diferentes para cada tipo de ablación con catéter y el tipo de problema del ritmo cardíaco que se esté tratando

viernes, 1 de julio de 2011

Anécdotas y Curiosidades

Las cosas no son exactamente como piensas
Una muchacha estaba aguardando su vuelo en una sala de espera de una gran aeropuerto. Como debía esperar por muchas horas, decidió comprar un libro para matar el tiempo. También compro un paquete de galletas. Se sentó en un asiento en la sala VIP del aeropuerto para poder descansar y leer en paz. Al lado del asiento donde estaba la bolsa de galletas se sentó un hombre que abrió una revista y comenzó a leer. Cuando ella tomo la primera galleta, el hombre también tomo una. Ella se sintió indignada, pero no dijo nada. Apenas pensó: "pero, que descarado, si yo estuviese mas dispuesta la daría un golpe en el ojo para que nunca mas se le olvide". Cada vez que ella tomaba una galleta, el hombre también tomaba una. Aquello la dejaba tan indignada que no conseguía reaccionar. Cuando quedaba apenas una galleta, pensó: "ah... que será lo que este abusador va a hacer ahora?". Entonces el hombre dividió la ultima galleta por la mitad, dejando la otra mitad para ella. Ah!! aquello era demasiado! se puso a bufar de la rabia! Entonces cerro su libro y sus cosas y se dirigió al sitio de embarque. Cuando se sentó, confortablemente, en su asiento, ya en el interior del avión, miro dentro de la bolsa y para su sorpresa su paquete de galletas estaba allí... todavía intacto, cerradito!! Sintió tanta vergüenza. Solo entonces percibió lo equivocada que estaba, había olvidado que sus galletas estaban guardadas dentro de su bolsa!! El hombre había compartido sus galletas sin sentirse indignado, nervioso, consternado o alterado, mientras ella quedo muy trastornada, pensando que estaba compartiendo las de ella con él. Y ya no había mas tiempo para explicaciones... ni para pedir disculpas.

Cuantas veces, en nuestras vidas, estamos comiendo las galletas de los demás, y no somos conscientes de ellos?. Antes de llegar a una conclusión... observa mejor!! Tal vez las cosas no sean exactamente como piensas, no pienses lo que no sabes acerca de las personas...