viernes, 30 de julio de 2010

Hay que Aceptar las Diferencias

No existen dos personas que sean iguales.
Las personas se ven diferentes, tienen voces diferentes, se visten diferente. Pueden tener diferentes costumbres, antecedentes culturales, creencias y practicar religiones diferentes. También pueden tener diferentes habilidades, vivir en casas diferentes y pertenecer a diferentes familias.
Los niños tienen que aceptar las diferencias.
Frecuentemente, los niños hacen preguntas sobre las diferencias que observan entre ellos y otras personas.
"¿Por qué va esa persona en una silla de ruedas?"
¿Por qué tiene esa persona la piel de diferente color?"
"¿Por qué se viste esa persona de forma tan rara?"
Los niños pequeños tienden a aceptar las diferencias entre las personas sin ningún problema. Se hacen amigos con niños de diferentes antecedentes y habilidades y pertenecientes a diferentes tipos de familias.
A medida que el niño va creciendo, aprenden a valorar las diferencias de sus padres. Su actitud en relación con las diferencias culturales y de otra índole ejercerá un gran impacto en la manera que los niños tratarán a otros que sean diferentes.
Reflexione sobre si usted acepta las diferencias. ¿Cuán tolerante es usted de los puntos de vista de los demás? ¿Cuán paciente y flexible es usted para acomodar costumbres, creencias y tradiciones culturales diferentes?
¿Cuánto respeta y valora usted la individualidad? ¿Cómo habla y describe usted a otras personas que son diferentes?
Aceptar las diferencias significa comprender cómo nos parecemos, cómo somos diferentes y tratar a todo el mundo con el mismo respeto y comprensión a pesar de las diferencias.

Promoción de la Aceptación
Ayude a su hijo a comprender la historia y antecedentes de la familia.
Explique a su hijo cómo las personas de su misma familia son diferentes entre sí - cada uno tiene sus gustos, intereses y cosas que saben hacer bien.
Anime a su hijo para que le hable sobre sus observaciones, dudas y preocupaciones.
Ayude a su hijo a considerar los sentimientos y opiniones de los demás - póngale en el sitio de la otra persona.
Ayude a su hijo a ver que las diferencias han de ser apreciadas y celebradas. Esto se puede hacer exponiéndoles a otras culturas y gentes mirando los programas de la televisión o leyendo libros sobre otras personas o lugares y participando en eventos culturales y festivales de la comunidad local.

No hay comentarios:

Publicar un comentario