martes, 15 de junio de 2010

"Flor del Desierto", la vida de Waris Dirie


Historia de esta modelo somalí y su lucha contra la ablación .
Jamás podría haberse imaginado una pequeña niña somalí llamada Waris, que su vida cambiaría radicalmente hasta el extremo de erigirse como modelo de auto superación y valentía para mujeres de todo el mundo.
La película "Flor del Desierto" es otro paso más en el largo camino que Waris Dirie ha recorrido a lo largo de su historia: desde que huyó por el desierto evitando el matrimonio que su padre había concertado para ella a la edad de 13 años, hasta convertirse en embajadora de la ONU contra la mutilación genital femenina (también conocida por sus siglas MGF) y crear su propia fundación
Una vida que merece ser contada.
La vida de Waris Dirie no tuvo un comienzo fácil: nacida en 1965 en el seno de una familia nómada musulmana de Somalia, la niña fue mutilada genitalmente a la edad de cinco años, siguiendo las costumbres familiares. Cuando supo que su padre iba a casarla con un hombre que triplicaba su edad, se dio a la fuga por el desierto con el objetivo de llegar a casa de unos parientes que vivían en la capital del país, Mogadiscio. Contaba entonces con tan sólo 13 años.
Gracias a la ayuda de su familia, viaja a Londres en 1981 para trabajar como sirvienta en la casa de su tío, por aquel entonces embajador de Somalia en Reino Unido. Pero cuando este tuvo que regresar a su país debido a la guerra civil que se estaba desencadenando, Waris volvió a escaparse y subsistió como indigente en las calles londinenses durante un tiempo.
El sueño se hizo realidad.
No tardó mucho hasta que consiguió trabajo como limpiadora en un restaurante de la cadena de comida rápida Mc Donald's, y allí fue donde su destino cambió radicalmente: el famoso fotógrafo de moda Terence Donovan la descubrió mientras comía allí y le ofreció trabajo como modelo. Empezó así una carrera meteórica que llevaría a Waris hasta las pasarelas de Milán, París y Nueva York, ser la imagen de las mejores marcas cosméticas o la primera mujer de color en protagonizar la portada de la revista Vogue en Europa.
En 1997, cuando se encontraba en la cúspide de su trayectoria profesional, Waris confesó abiertamente en una entrevista concedida a Marie Claire que era una víctima de la ablación. Esto atrajo la curiosidad de la comunidad internacional y los medios de comunicación, hasta el punto de que el por entonces Secretario General de la ONU, Kofi Annan, la nombró Embajadora Especial de las Naciones Unidas para la eliminación de la MGFL
Conservó ese nombramiento hasta 2003, aunque un año antes ya había creado una fundación que llevaba su nombre (la Waris Dirie Foundation) con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la problemática de la ablación (crimen que afecta a más de 150 millones de mujeres y niñas en los cinco continentes) y dar asistencia a las víctimas de dicha aberración.
Del libro a la pantalla
En resumidas cuentas, esta es sin lugara a dudas una de las películas del año, que merece ser vista tanto por su forma como por el fondo. Una historia que no dejará a nadie indiferente (por un momento, todos compartimos la misión de Waris Dirie) y que aboga por la igualdad y el reconocimiento de los derechos fundamentales de las mujeres en todo el mundo.

1 comentario:

  1. Querida Mariposa..hacia como siempre dias que n o visitaba tu blog,,cada dia eres mejor. Te diria..primero..que todas,deberiamos y yo me siento asi WARIS DIRIE...y en segundo lugar te diria,que ya veo y me encanta que tu blog es visitado ,incluso en Belgica,en Bruselas mas concretamente...sigue asi y mas con esta clase de articulos----besitossssssssssssss

    ResponderEliminar