lunes, 15 de agosto de 2011

Flor de sal

La flor de sal es una forma de sal pura, recolectada según técnicas muy tradicionales en Europa, cuyo origen es marino. Se produce a la caida del sol, por contraste térmico, debido al enfriamiento de la salmuera que reduce su solubilidad y propicia la precipitación (cristalización) másiva de pequeños cristales de sal que, debido a la densidad de la salmuera quedan en superficie formando una especie de telo. Este fenómeno es especialmente acusado en las salinas de Cabo de Gata (Almería), situadas en el cabo del mismo nombre en el punto más suroriental de la península ibérica que, por su clima subdesértico, tiene contrastes térmicos en la época estival de hasta 20 grados centígrados, lo que unido a la pureza del agua del mar en esta zona hace que la flor de sal de Cabo de Gata sea la reina de este tipo de sales,aunque existen otras en diferentes partes del mundo. Su nombre en francés es "Fleur de Sel". Tiene una mezcla entre un sabor sutil a violetas y un delicado olor marino.

En España las más exclusivas son las extraídas en las salinas de Cabo de Gata en el Parque Natural de Cabo de Gata-Nijar y las de las Salinas de Mallorca. Estas salinas comparten hábitat con especies de flora y fauna protegidas y mantienen intacta la tradición salinera más antigua.

La Flor de Sal se recoge manualmente y no pasa por ningún proceso industrial. Se mantiene en sacas durante un año dejando que el sol y el viento la seque para dar un producto puro, sin aditivos ni transformación y de producción muy limitada. Se la considera la reina de las sales por su textura fina y crujiente. Son cristales de sal, si te fijas atentamente los puedes distinguir.

Recogerla es complicado porque el proceso de cristalización se produce en la superficie del agua al amanecer. La recolección se lleva a cabo sólo los días que no sopla el viento para evitar que el grano de sal se vaya al fondo y se hace manualmente con una pala. Tiene un sabor inconfundible y una propiedad única como sal: por mucho tiempo que pase no se apelmaza y se mantiene con sus propiedades intactas.

La flor de sal se produce en la superficie de los ristalizadores de las salinas tradicionales marítimas. Las más afamadas se producen en las salinas de Cádiz y Huelva, tanto en el Parque Natural Bahía de Cádiz (San Fernando) como en Isla Cristina. Este tipo de sal se recoge rápidamente tras su cristalización para que el cristal formado sea inferior a 3 milímetros. Este cristal es secado al sol y al viento y limpio se envasa directamente sin tratamiento adicional alguno. Sus características organolépticas son:

Color blanco puro o levemente grrisaceo, a veces incluso levemente rosaceo Sabor menos salado que la sal común de cualquier tipo. No se apelmaza Es suave al paladar y se disuelve con facilidad al sazonar los distintos alimentos. Sin olor.

Esta sal se utiliza siempre vertiéndola en la última fase de emplatado, justo antes de servirse, debido a que suele fundirse fácilmente con los jugos de los alimentos. Puede emplearse en cualquier tipo de cocina.

1 comentario:

  1. cromaynap@yahoo.com16 de agosto de 2011, 8:31

    Amistad consentida, sal de vida... es el toque del sabor que le agregamos a nuestro andar, con amigos que nos acompañan en esta vía, aunque algunos distantes pero siempre presentes...

    ResponderEliminar