jueves, 11 de agosto de 2011

Vive la sabiduria del Tao



Lo que no se puede ver se llama invisible.
Lo que no se puede oír se llama inaudible.
Lo que no se puede tocar se llama intangible.
Estas tres cosas no se pueden definir.
Por lo tanto se funden en una sola.
Cada una de estas tres cosas es difícil de describir.
Mediante la intuición puedes verlo,
oírlo
y palparlo
Entonces, lo no visto,
lo no oído
y lo no tocado
se presentan como una misma cosa.
Su ascenso no trae amanecer,
su descenso no trae oscuridad.
Sigue y sigue, innombrable,
regresando a la nada.
Acércate a ello y no tiene principio.
Síguelo y no tiene final.
No puedes conocerlo, pero puedes ser parte de ello,
sentirte cómodo con tu propia vida.
Descubrir cómo han sido siempre las cosas
hace que estés en armonía con el Camino.

DYER

No hay comentarios:

Publicar un comentario