jueves, 13 de octubre de 2011

Vive la sabiduria del Tao

Lo flexible se mantiene sin romperse.
Lo curvado se endereza.
Lo vacío se llena.
Lo agotado se renueva.
Los pobres se enriquecen.
Los ricos quedan malditos.
Por eso el sabio asume la unidad.
Como no se exhibe, la gente puede ver su luz.
Como no tiene nada que demostrar,
la gente puede confiar en sus palabras.
Como no sabe quien es,
la gente se reconoce en él.
Como no tiene objetivos en su mente,
todo lo que hace sale bien.
Cuanta razón tiene el viejo dicho
de que los flexibles evitan la ruptura.
Si has alcanzado la totalidad,
todo acudirá a ti.

DYER

No hay comentarios:

Publicar un comentario