jueves, 20 de octubre de 2011

Vive la sabiduria del Tao


Hablar poco es natural.
Los vientos fuertes no soplan toda la mañana.
Un aguacero no dura todo el día.
¿Quién hace estas cosas?El cielo y la tierra.
Pero estos son efectos exagerados, forzados,
y por eso no perduran.
Si el cielo y la tierra no pueden mantener una acción forzada,
¿Acaso un hombre será capaz de hacerlo?
Los que siguen el Camino
se hacen uno con el Camino.
Los que siguen la bondad
se hacen uno con la bondad.
Los que se desvían del Camino y de la bondad,
se hacen uno con el fracaso.
Si te adaptas al Camino,
su poder fluye a través de ti.
Tus acciones son las de la naturaleza.
Tus maneras, las del cielo.
Abrete al Tao
y confía en tus repuestas naturales.
Entonces, todo encajará en su sitio.

DYER

No hay comentarios:

Publicar un comentario