jueves, 27 de octubre de 2011

Vive la sabiduria del Tao

Si estás de puntillas, no puedes mantenerte firme.
Si das pasos largos, no puedes llegar muy lejos.
Exhibirse no demuestra ilustración.
Presumir no equivale a lograr.
El santurrón no es respetado.
El que se jacta no perdura.
Estas maneras de actuar son odiosas, de mal gusto.
Son excesos superfluos.
Son un dolor de estómago,
un tumor en el cuerpo.
Cuando recorres el camino del Tao,
eso es precisamente lo que debes erradicar,
desechar y dejar atrás.

DYER

No hay comentarios:

Publicar un comentario