jueves, 10 de noviembre de 2011

Vive la sabiduria del Tao

Lo pesado es la raíz de lo ligero.
Lo quieto es el señor de la inquietud.
Dándose cuenta de esto,
la persona realizada está serena y centrada
en medio de todas las actividades;
aunque esté rodeada de opulencia,
no se deja dominar.
¿Por qué debería el señor del país
revolotear como un tonto?
Si dejas que te muevan de un lado a otro,
pierdes el contacto con tus raíces.
Estar inquieto supone perder el dominio de uno mismo.

DYER


No hay comentarios:

Publicar un comentario