jueves, 17 de noviembre de 2011

Vive la sabiduria del Tao

El conoce la verdad
viaja sin dejar rastro,
habla sin hacer daño,
da sin llevar cuentas.
La puerta que él cierra, aunque no tiene cerradura,
no se puede abrir.
El nudo que ata, aunque no use cuerda,
no se puede deshacer.
Sé sabio y ayuda sin distinción a todos los seres,
sin abandonar a ninguno.
No malgastes oportunidades.
A esto se le llama seguir la luz.
¿Qué es un hombre bueno sino el maestro de un hombre malo?
¿Qué es un hombre malo sino el trabajo de un hombre bueno?
Si el maestro no es respetado,
y el alumno no es atendido,
surgirá la confusión, por listo que uno sea.
Este es el gran secreto.

DYER


No hay comentarios:

Publicar un comentario