jueves, 24 de noviembre de 2011

Vive la sabiduria del Tao

Conoce la fuerza del hombre,
pero se precavido como una mujer.
Sé un valle bajo el cielo.
Si lo haces, la virtud constante
no desaparecerá.
Volverás a ser un niño otra vez.
Conoce lo blanco,
aférrate a lo negro,
y se la pauta del mundo.
Ser la pauta del mundo es
moverse constantemente en el camino de la virtud,
sin dar un solo paso en falso:
y regresar de nuevo a lo infinito.
El que comprende el esplendor
conservando la humanidad
actúa de acuerdo con el poder de eterno.
Ser la fuente del mundo es
vivir la abundante vida de la virtud.
Cuando lo que no tiene forma adquiere la forma de objetos,
se pierden sus cualidades originales.
Si preservas tus cualidades originales,
puedes dominar cualquier cosa.
En verdad, el mejor gobernante es el que menos gobierna.

DYER

No hay comentarios:

Publicar un comentario