viernes, 25 de noviembre de 2011

Picadillo de Tejares




Receta antigüa y típica salmantina, más concretamente de la localidad de Tejares , hoy ya barrio de Salamanca, cuna del Lazarillo de Tormes.
Como bien dice Wikipedia la aparición más importante y destacable de la Villa de Tejares en la literatura española se produce en el Lazarillo de Tormes. En los inicios de este libro, cumbre de la picaresca española, se hace referencia a la llegada del ciego a la villa "más grande e importante", cercana a la ciudad de Salamanca. De esta Villa salmantina es originario el Lazarillo, protagonista de esta novela. Las referencias a Tejares son fugaces en la novela, al inicio y en el momento en que el lázaro comienza sus andaduras, cuando es cedido por su madre al ciego recién llegado. Así comienza el citado libro:
Pues sepa Vuestra Merced, ante todas cosas, que a mí llaman Lázaro de Tormes, hijo de Tomé González y de Antona Pérez, naturales de Tejares, aldea de Salamanca. Mi nacimiento fue dentro del río Tormes..."

Vamos con la receta.

Ingredientes para 4 personas:
600 gramos de carne picada de mezcla, ternera y cerdo, pasada dos veces por la máquina.
Dos dientes de ajo.
Una corteza de pan del día anterior.
Una cebolla.
Un par de pimientos verdes.
Una cucharada de pimentón de la Vera.
Un huevo.
Perejil.
Caldo de carne.
Vino blanco.
Piñones, unos 20 o 30 unidades, de buena calidad.
Sal.
Aceite de oliva virgen extra.


Preparación:


En una cazuela con aceite freímos el ajo y la corteza de pan. Una vez frito lo apartamos. En ese aceite rehogamos la cebolla cortada en trocitos pequeños también el pimiento. Cuando la cebolla este transparente añadimos la carne la rehogamos, ahora le añadimos la cucharadita de pimentón y lo mueves para evitar que se queme.Hacemos un machado con el ajo y el pan que anteriormente habíamos frito, le añadimos el perejil y la yema de huevo para rehogar un ratito el conjunto.Incorporamos un poco de agua o caldo y también medio vaso de vino blanco, así como una pizca de nuez moscada.En una sartén tostamos una cucharada de piñones . Los machamos y les añadimos también con poco de agua o caldo . Salpimentar al su gusto. Se hierve el conjunto no más de cinco minutos para que que no quedo seco.Se presenta en cazuela de barro, troceando la clara de huevo y echando por encima otra cucharada de piñones. (mejor tostados).

No hay comentarios:

Publicar un comentario