domingo, 13 de febrero de 2011

Yo Soy Yo

Alguien muy especial para mí, me ha pasado esta maravillosa declaración de autoestima, supongo para recordarme algunas cosas que por circunstancias de la vida, a veces, se me olvidan, posteo la declaración de autoestima después de una pequeña introducción mía.

La verdad, hay momentos en los que necesito recordarme según que cosas, aceptarme y amarme más, porque sino me quedo estancada y perdida.
Aun leyendo mucho sobre la autoestima y trabajado día a día por superarme, reconociéndome la gente como una especialista en ayudar a los demás, de saber siempre que hacer en los momentos más críticos, muy a mi pesar temo que últimamente me he acabado, me he apagado.


A pesar de que tras las adversidades que en un espacio corto de años aparecieron a enturbiar mi vida y ponerla patas arriba en todos los sentidos, por dentro por fuera y alrededor, aun así me he empeñado en crecer de adentro hacia afuera, romper patrones establecidos, afrontar las adversidades de forma positiva, creativa...

"Cuando mi sufrimiento se incrementó pronto me di cuenta de que había dos formas de responder a la situación: reaccionar con amargura o transformar el sufrimiento en una fuerza creativa.
Elegí la última". M.L.K.

Aun siendo consciente de todo, hay momentos en los que caigo en el pozo de los desesperanzados y me quedo acurrucada en lo más hondo, muerta de frio, asustada y lo peor sin mirar hacia arriba para que alguien me vea y me saque de allí, no tengo la mínima intención de que me salven.
Al contrario, me quedo callada, inmóvil para pasar desapercibida y conseguir mi propósito, el menos acertado, pero el que me llama con más fuerza la atención.

Menos mal que en esos momentos hay amigos (muy pocos) que saben ver más allá incluso que las personas que conviven a diario contigo, y, esas almas salvadoras se tiran a matar a tu rescate, sino entran por el bocal del pozo, aparecen por debajo de la tierra sujetándome los tobillos y diciendo:
-AQUÍ ESTOY, AQUÍ!!!! y tú también estas aquí y te quedas conmigo, pero vamos fuera del pozo que la humedad, la oscuridad, este frío te ha congelado los sentimientos.
Esas almas te abrigan con un manto de calor y te hacen volver a la tierra con otra perspectiva y ese manto cálido de amor incondicional, va avivando todos los sentimientos dormidos y tan necesarios para salir del estado de suspensión a la vida y caída libre hacia...

Gracias a esas almas de luz, vosotr@s sabéis quien sois, os quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario