jueves, 3 de marzo de 2011

Semillas Zen




PRACTICA ESPIRITUAL SIN EGO


En todos los templos Zen se dice•"Cuando se golpea el madero, es el comedor; cuando suena la campana, es la sala de ceremonias,"pues los monjes son llamados a comer cuando se golpea un madero y el canto de los sutras con una campana. Todas las actividades que se realizan en el Zen se anuncian a través del sentido de los instrumentos. Cuando se toca uno de ellos, los practicantes deben obedecer la señal al unísono. Sin importar la tarea que se esté haciendo, la señal debe de ser obedecida al instante, aunque esto signifique dejar el trabajo a medio hacer.
Si bien esto parece una regla fácil de seguir, en realidad es muy difícil. Solemos decir "si trabajo sólo un poquito más, ‘podré acabarlo" o "sólo un poco más, ahora no es el momento de parar" o cualquier otra excusa para no obedecer la señal. En esos momentos , quedamos atrapados en pensamientos egocéntricos sobre nuestros asuntos, sobre nuestros juicios. Frecuentemente les digo a los practicantes:"Las señales son un imperativo supremo. En el momento que seáis llamados para cruzar el río de la muerte, ¿podréis decir "por favor, espere un momento?" Debéis seguir las instrucciones con desapego y contestar "si" sin titubear. Esta es la actitud más importante".
Parafraseando al maestro Dogen: "Aunque te sientes en zazen con tanta intensidad que llegues a horadar el suelo, si practicas sólo para ti mismo esto no te llevará a nada".
SHUNDO AOYAMA

1 comentario:

  1. Que ilusión me ha hecho ver una visita hecha en Estambul.
    Que te parece tu mandala ? a mi me encanta... recuerda que mi imagen anterior era la de una mariposa.
    Espero que conecteis de nuevo desde allí y veais mi mensaje; disfrutar del viaje y besitos para toda la familia.

    ResponderEliminar