lunes, 11 de abril de 2011

Japón: un mes después, nada se olvida


Tokio, 11 abr (PL) Un mes después del terremoto y tsunami en Japón sus consecuencias son un recordatorio perenne: los muertos y desaparecidos suman más de 27 mil y la crisis nuclear está por resolverse.

Réplica de 7.1 grados estremece noreste de Japón

Los respectivos totales son 13 mil 116 y 14 mil 377, de acuerdo con un parte de la policía hasta las 10:00 hora local de este lunes.

EL primer dato abarca 12 prefecturas, incluidas la de Iwate, Miyagi y Fukushima, en el noreste del archipiélago y las más dañadas por estos golpes de la naturaleza. La segunda estadística se refiere a seis regiones.

Según pasan los días, nada se olvida, más bien todo sigue presente. Ayer se recuperaron 103 cadáveres como parte de una búsqueda en la que participaron miles de efectivos de las Fuerzas de Defensa.

Mientras, unas 151 mil personas permanecen en centros de evacuación por lo que se considera el peor desastre natural en la historia de esta nación- un sismo de 9.0 grados en la escala de Richter y un maremoto con olas de varios metros.

La devastación limita una rápida recuperación porque además de la enorme cantidad de escombros en las áreas arrasadas, las afectaciones en el suministro eléctrico, entre otras, devienen obstáculo adicional. En muchos lugares todo está por empezar.

A esa dura y triste realidad se añade la crisis en la central nuclear 1 de Fukushima, incluidos escapes de sustancias radiactivas que llegaron al mar y preocupan más allá de las fronteras del país.

En la planta se trabaja para almacenar agua con altos niveles de radiación que se estima procede del núcleo del reactor 2, donde las barras de combustible se fusionaron parcialmente. Eso es solo uno de los grandes problemas detectados en el complejo energético.

Con ello se busca facilitar la continuidad de las labores para restablecer los sistemas de enfriamiento y evitar peores consecuencias, sobre todo una mayor contaminación marina, en medio de una incertidumbre todavía por despejar.

También se continúa inyectando nitrógeno al reactor 1 con vista a reducir el riesgo de una explosión de hidrógeno.

Los efectos y alcance de la crisis pueden inferirse del rechazo del gobernador de Fukushima, Yuhei Sato, a recibir a Masataka Shimizu, presidente de la empresa Tokyo Electric Power Company, gestora de la planta.

Shimizu visitó hoy la sede de esa autoridad para disculparse por el desastre nuclear ocurrido, pero la parte anfitriona declinó el encuentro, según se informó.

Un mes después de la trágica fecha, muchos miran al pasado para recordar y hasta tratar de encontrar algo que le devuelva parte de la vida perdida, pero sin lograr nada más allá del vacío.

También lo hacen al futuro con la intención, más que para imaginárselo, de ver alguna señal de aliento frente a tanto dolor, destrucción y preocupaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario