domingo, 24 de abril de 2011

Semana Santa aguada

LA Semana Santa 2011 llegó su fin y ha sido una de las más lluviosa de los últimos cien años. La tristeza y la desolación se ha apoderado de miles de andaluces que esperaban con ganas estas vacaciones. Por un lado, los amantes de las procesiones que han visto cómo el trabajo de todo un año ha quedado en nada y sus imágenes no han podido lucirse en las ciudades y pueblos. Y por otro, las personas que necesitaban esta semana grande para recuperarse un poco de la crisis, que nos sigue acechando sin piedad como la lluvia.

Entiendo que la Semana Santa tiene sus normas, tradición y fe pero se sabía desde hace muchos días que iba a hacer mal tiempo y sin embargo los días anteriores han sido de verano. Por esto me pregunto: ¿no se podría adelantar de manera excepcional una semana esta festividad cuando se sepa que esto puede ocurrir? Sé que puede parecer una locura pero más locura es que miles de personas no sólo no hayan tenido un respiro económico en estos días sino que estén aún más hundido porque se les ha quedado todas las provisones colgadas. Y me refiero, sobre todo, a los profesionales de la hostelería que no levantan cabeza porque por mucha actitud positiva que se le ponga al mal tiempo este sector está resentido por distintos motivos como la crisis, la Ley Antitabaco, el mal tiempo... En fin, los hosteleros lo tienen difícil, la verdad.

Aún así muchas personas han disfrutado de sus vacaciones y no han cambiado sus planes y me alegro por ellos porque es necesario descansar y desconectar de lo cotidiano. Hoy es Domingo de Resurrección y hora de volver a casa así que cuidado con la carretera. La operación retorno de tráfico ya lleva horas en marcha y lo único que nos queda es desear que tengamos la fiesta en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario